Fuente: Minería Chilena

 

Un tema que siempre invita a la reflexión es explicar por qué algunas empresas tienen mejores resultados globales que otras, aunque a veces cuentan con menores recursos físicos o financieros. En la misma forma, vemos empresas que han sido exitosas, pero que no son capaces de mantener esos buenos resultados y llegan a situaciones que afectan seriamente su sustentabilidad en el futuro.

En estos tiempos, en que teniendo un buen proyecto hay mayor acceso a recursos, el principal factor que diferencia a las empresas está en las personas y en la organización.

Cabe entonces preguntarse si las empresas tienen la sofisticación de su organización para obtener los resultados de excelencia que le plantean sus líderes, o si tienen la capacidad para asumir en el futuro cercano los planes de crecimiento o de cambios que se requieren para enfrentar los desafíos de un entorno cada vez más sofisticado y complejo.

Tradicionalmente observamos que hay mayor preocupación en preparar la organización para enfrentar los desafíos técnicos y operativos. Sin embargo no es frecuente que se preste la misma atención a la preparación de las áreas staff o de apoyo a las áreas operativas.

Una función fundamental muy relevante en ese sentido es la organización relacionada con las personas y la efectividad de la organización, que puede tener diferentes nombres equivalentes a la tradicional área de Recursos Humanos.

En condiciones de gran crecimiento de la industria, con numerosos proyectos que hacen cada vez más escaso el personal profesional y técnico, no podemos darnos el lujo de tener algo más que un departamento de administración de personal. Necesitamos líderes y equipos especializados en la gestión de personas y organizaciones que atraigan, desarrollen y retengan a los mejores talentos de un mercado cada vez más competitivo. Este equipo tiene cada vez más un rol estratégico en la gestión de la empresa y deben ser capaces de posicionarse a niveles que les permitan ser interlocutores validados por las áreas operativas.

Hoy, y cada vez más, se requiere enfrentar con creatividad e innovación los temas relevantes que nos plantean las nuevas generaciones, como por ejemplo, las jornadas de trabajo, estilos de vida, balance vida personal y laboral, desarrollo profesional, e incentivos.

Lo mismo se puede apreciar en los temas de prevención de riesgos o en temas ambientales, comunitarios, o de relaciones con empresas contratistas que cada vez adquieren más relevancia para obtener o mantener la licencia social para operar.

Así como se desarrollan nuevas tecnologías en los equipos e innovación en los procesos productivos, también es necesario liderar similares iniciativas en sus procesos de apoyo.

Los invitamos a examinar su organización, en todo su espectro, y evaluar si sus procesos de apoyo están al mismo nivel de tecnología, innovación y las mejores prácticas en su especialidad, con el fin tener una organización de avanzada que lo diferencie de sus competidores.

Ivan Violic es ingeniero civil de la Universidad de Chile, MSc. de la Universidad de Berkeley. Actualmente es socio y consultor senior de Downing Teal Chile.

 

 

Fuente: Minería Chilena