Foto: Codelco

 

Los números son contundentes. Según el último estudio "Fuerza Laboral de la Gran Minería Chilena 2012-2020", elaborado por Fundación Chile y dado a conocer recientemente por el Consejo de Competencias Mineras (CCM), se necesitarán 37.638 personas para trabajar en 23 proyectos a 2020 en nuestro país.

 

La brecha aumenta cuando se toma en consideración la estimación hecha por el Ministerio de Minería, en la que la demanda alcanzaría los 75.125 puestos de trabajo, mientras que para la Sociedad Nacional de Minería (Sonami), ésta alcanzaría 100 mil trabajadores calificados y 200 mil trabajadores indirectos.

 

En el especial de capital humano minero publicado por La Segunda el pasado viernes 12 de abril, "Minería requiere récord de personal, pero focalizado en funciones clave", diversos expertos dan a conocer la realidad que viven los profesionales de la minería, entre los que destaca Ricardo León, gerente general de Downing Teal Chile, quien hace referencia a que los buenos sueldos no bastan para retener a los profesionales en las empresas.

 

León, al ser consultado en el reportaje, dice que "es verdad que una atractiva remuneración y retención cuenta, pero también los profesionales de la minería se preocupan de trabajar en una actividad que no sea tan hostil y sea más amable con la vida, donde ven una real posibilidad de desarrollo". A esto, el gerente agregó que el Know How de los profesionales de la minería chilenos es muy alto y esto hace que desde el extranjero nazcan interesantes oportunidades laborales que hacen que algunos emigren.

 

Ricardo León comenta que, sumado al hecho de que por años la industria minera estuvo deprimida y hubo desinterés por seguir carreas ad hoc, "una de las realidades que vivirá la industria será el que deberá contar con profesionales con menos experiencia, aunque en países como Australia hay gerentes de minas de 30 años de edad".

 

A nivel de liderazgos, en el artículo de La Segunda el experto dice que las empresas tienen una mirada más amplia que en el pasado. "Hoy el foco pasó de la producción a la sustentabilidad y eso requiere gente con otras visiones, donde la industria debe sentir que tiene responsabilidades con su entorno cercano, que los liderazgos sean positivos y movilicen voluntades de la misma manera".

 

Si desea leer el artículo completo, descárguelo aqui.

Fuente: La Segunda / Sonami